1. ¿Está todo bien en la calefacción y en el riego de tu hogar?

Tabla de contenidos

Detectamos el problema antes de que haga estragos

El confort y la calidad de vida están íntimamente relacionados. Cuando llega el invierno, todos queremos que la calefacción despliegue sus bondades y cuando arriba la época estival, no nos resulta muy atractiva la idea de intercambiar horas de estar pendientes del riego por un frondoso y perfumado jardín.

Por lo tanto, que nuestro sistema de calefacción y riego automático funcionen sobre ruedas, es un requisito que ni se discute. El problema está cuando confiamos únicamente en lo que vemos.

¿Sabías que ahora mismo tus radiadores, tu losa radiante o tu sistema de riego automático podrían estar fallando severamente? Que no lo veas no significa que no exista, así que te proponemos un desafío: te contaremos todo lo que puede estar sucediendo y, al final, tú decides si nos llamas o te sigues arriesgando. ¿Aceptas?

Problemas invisibles que tu sistema de calefacción podría estar teniendo ahora mismo y tú ni te los imaginas

El sistema de calefacción se encarga de mantener nuestro hogar y a nuestros seres queridos calentitos cuando el invierno se pone cruento. Existen distintas modalidades para calefaccionar nuestro hogar. Desde el punto de vista formal, las dos más utilizadas son:

  • Los radiadores
  • La losa radiante

Veamos ahora qué problemas podrían presentar y cuáles serían sus potenciales consecuencias.

Problemas-de-los-radiadores

Problemas de los radiadores

Las fallas más comunes en los radiadores aparecen tanto en la parte visible del equipo como en la red de ductos gracias a la cual pueden emitir calor. Sin embargo, cuando el problema es paredes adentro, es muy difícil que detectarlo si no se cuenta con los equipos altamente especializados para realizar dicho trabajo.

Un problema que ocurre con frecuencia es el siguiente:

Acumulación de aire en los radiadores

Si bien no representa una amenaza para la caldera, hace que el radiador funcione de manera defectuosa y, eventualmente, que se produzca un mayor gasto económico en la cuenta por el servicio. Si tu radiador hace ruido, podría estarte indicando que tiene aire acumulado en su interior. Si dejamos que este problema siga su curso, el daño podría pasar a mayores o extenderse a otras piezas del sistema de calefacción.

En Doctor Fugas contamos con equipos basados en tecnología de avanzada para solucionar de forma rápida y efectiva lo que salta a la vista, y para detectar aquello que se camufla detrás del cemento de las paredes. Nada se escapa a la vista de nuestro equipo humano y tecnológico.

Problemas de la losa radiante

Dentro de los problemas más comunes que le pueden ocurrir a un suelo de losa radiante, están los siguientes:

Pérdidas de agua

Cuando la humedad interior emerge al exterior y produce manchas, se detecta a simple vista.                              

Aumento del consumo

Se origina debido a una obstrucción dentro del circuito, lo cual ocasiona que debamos aumentar el nivel de la calefacción para obtener el mismo calor que antes. El problema de base en este caso es la fuga de calor

Distribución irregular del calor

Se percibe a través del tacto porque algunas zonas emiten más calor que otras.

Deterioro en el estado de algunas áreas del suelo

La negligencia con respecto al cuidado del suelo de losa radiante, conlleva al deterioro de algunas zonas del sistema, tal como puede ser la bomba, las válvulas o las tuberías. Cualquier desperfecto repercutirá en la calidad del calor que recibamos de la calefacción.

Agua en estado de putrefacción

Si los ductos que conducen el agua se oxidan, el agua que circula por estos se va espesando hasta convertirse en lodo.

Un defecto en la instalación de la losa radiante o un problema que se origine más adelante, no solo es prácticamente imposible de detectarse sin los equipos de la más avanzada tecnología, sino que podrían comprometer seriamente la estructura del inmueble.

En Doctor Fugas estamos  completamente preparados y contamos con el personal especializado para identificar el problema y darle solución.

calefacción reparación

Problemas típicos del sistema de calefacción

Los desperfectos que más suelen aparecer en los sistemas de calefacción son los siguientes:

Rotura de la bomba de recirculación

Cuando esto ocurre, la calefacción se apaga sin previo aviso y ya no podremos encenderla o lograr que permanezca encendida.

Obstrucción en la salida de humo

Una obstrucción de esta naturaleza puede conducir a la acumulación de monóxido de carbono, ya que este quedaría retenido dentro de la caldera. Si esta tiene un panel electrónico que funcione correctamente, indicará que este problema está sucediendo.

Se rompe la bomba de presión

En este caso, la bomba no puede levantar la presión suficiente para producir calor.

¿Tienes dudas acerca de si tu sistema de calefacción presenta alguno de estos problemas? ¡No te quedes con la intriga! Porque cuando te decidas, podría ser demasiado tarde. Si nos llamas ahora, realizaremos pruebas de funcionamiento en el lugar, ya que tenemos los equipos especializados para evaluar y detectar cualquier problema en el momento.

Míralo desde este punto de vista: si sospechas que tu sistema de calefacción podría estar fallando y te pones en contacto con nosotros ahora, estás a minutos de confirmar lo que tanto temes y ponernos manos a la obra para solucionarlo o, en el mejor de los casos, de quedarte con la tranquilidad de que no está sucediendo nada fuera de lo normal. 

¿Cómo sé si la instalación de mi sistema de riego automático es defectuosa?

Tal vez creas que si el agua sale correctamente del sistema de riego, no hay razón alguna para pensar que este podría estar sufriendo algún problema. Sin embargo, no te explicas por qué la factura de agua ha comenzado a venir tan elevada.

El aumento en el importe a pagar por el consumo de agua es uno de los síntomas a los que más atención debemos prestarle si contamos con un sistema de riego automático, ya que una pérdida bajo tierra muchas veces resulta imposible de detectarse a simple vista, pero no por ello deja de causar daño en nuestro presupuesto.

Ahora la decisión está en tus manos. ¿Te quedas con el riesgo o eliges vivir con la tranquilidad de que todo está en perfectas condiciones con tu calefacción y con tu sistema de riego?

¿Problemas de fugas en tu hogar?

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 12 =

Abrir chat
1
Hola,👋🏼
¿En qué podemos ayudarte?